¡Ole por los Huevos! Colesterol y la Salud, una Consulta Frecuente

En las presentaciones que hacemos del Método ALEFit solemos sacarle una sonrisa a los asistentes cuando exclamamos “¡Ole por los Huevos!” a todo volumen.

Una de las asistentes a la charla más reciente, extrañada por lo que decíamos de los huevos y preocupada por la relación entre los Huevos, el Colesterol y la Salud, preguntó

– No entiendo. He oído infinidad de veces que no debemos comer demasiados huevos porque tienen mucho colesterol.  ¿Cuál es la cantidad máxima recomendada?

Nuestra respuesta la dejó más sorprendida aún: “Todos los que quieras”

El temor de Susana a los huevos nace de un – muy infundado – temor al Colesterol.

Sigue leyendo que te voy a desbancar mucha información muy equivocada que te han dicho sobre los huevos y, más importante aún, sobre el colesterol y la Salud.

¡Ole por los Huevos!

Vale, en España la expresión “¡Ole por sus huevos! se usa para celebrar el valor del que se enfrenta a un reto o un peligro con valentía y arrojo. La hemos modificado ligeramente para celebrar este fabuloso alimento.

Los huevos son una excelente fuente de Proteínas, Grasas, Vitaminas y Minerales. Son muy convenientes ya que se pueden hacer de muchas maneras. perfectos para el desayuno y en muchas otras ocasiones. Sirven como “snack” y se transportan muy fácilmente en el tupper para comer en el trabajo o de camping.

No hay ningún problema por comer grandes cantidades de huevos. Si, es cierto que la yema contiene mucho colesterol (la clara es pura proteína) pero eso no es un problema.

Entonces, si tienen mucho colesterol, ¿no es eso un problema?

Pues, por dos errores que hemos arrastrado durante años, la respuesta es “no” y “no”.

Error #1: Eres lo que comes

Aunque el concepto es generalmente válido, la idea de que “Eres lo que comes” a menudo se tuerce en el detalle.

Dos ejemplos:

  • Sabemos que necesitamos hierro para la sangre pero no verás a nadie lamiendo tuercas por recomendación médica.
  • Solo tenemos que comer 9 de los 20 Amino Ácidos que usa nuestro cuerpo para fabricar Proteínas. El resto de Amino Ácidos los hacemos nosotros mismos.

Algo similar sucede con el Colesterol. Necesitamos una cantidad diaria de Colesterol. Hagas lo que hagas, el cuerpo buscará cumplir con ese requerimiento (y no pasarse de él). De hecho, tu cuerpo produce la mayor parte del colesterol que tienes. Normalmente, solo un 15% del Colesterol proviene de la dieta. Puedes comer lechuga el resto de tu vida y seguirías teniendo los mismos niveles de colesterol.

Error #2: El Colesterol es Dañino

Dr. George V. Mann M.D. director adjunto del estudio de Framingham* para la incidencia y la prevalencia de la enfermedad cardiovascular (CVD) y sus factores de riesgo afirma:
“Las grasas saturadas y colesterol en la dieta no son la causa de la enfermedad coronaria. Este mito es el mayor engaño del siglo, tal vez de cualquier siglo. El colesterol es la estafa médica más grande de todos los tiempos. No hay tal cosa como Colesterol malo.”

Qué es que…

Primero, tenemos que aclarar algunas definiciones: Lo que se mide en una analitica no es Colesterol. Los HDL y LDL son Lipo-Proteínas, las proteínas que transportan el colesterol en la sangre.
Es más, la mayoría de los exámenes de sangre no “miden” el LDL (el llamado “Colesterol Malo”). Este valor se obtiene de una formula que incluye las mediciones HDL, Colesteroles Totales y nivel de Triglicéridos en la sangre.
Este comentario es importante porque uno de los aspectos más significativos para determinar si una persona está efectivamente en riesgo por razón del colesterol es el tipo (o tamaño) de su LDL, justamente lo que las pruebas de sangre normales no identifican.
El Colesterol (en si) no es dañino. Al contrario, es una parte fundamental de la estructura de las células del cuerpo. El nivel de Colesterol de tu cuerpo es el que tu necesitas y, como dije antes, tiene poco que ver con tu dieta.
Dicho eso, es cierto que si tienes Colesterol acumulado en las capas de las arterias aumenta tu riesgo de sufrir un ataque cardíaco por aterosclerosis.

¿Entonces? ¿Malo o Bueno?

Lo que ha pasado durante más de 70 años es que hemos confundido causa y efecto. La enfermedad con la cura.
El colesterol acumulado en las arterias está ahí porque el cuerpo intentaba tapar micro-grietas, pequeñísimas heridas causadas por la inflamación e irritación del sistema cardio-vascular.  Naturalmente, lo hace con el mismo material del que están hechas esas células: Colesterol.
Es como cuando vemos un camión de bomberos, con sus luces y sirenas, corriendo por la calle. El HDL y el LDL son los camiones de bomberos que llevan agua (el Colesterol) para apagar un incendio (las grietas de las arterias).
Cuando nos alarmamos por los niveles de HDL y LDL le echamos la culpa al camión de bomberos cuando el problema (el peligro) es el fuego.
Igual que sucede en un incendio, el agua de los bomberos puede estropear lo que se estaba incendiando, pero evita que el fuego se propague.

Descubre la Verdadera Razón

Si el Colesterol es el bueno de la película, ¿quién es el malo?
Los estudios más recientes indican que el causante de las inflamaciones e irritación de las arterias, el motivo por el cual el cuerpo les envía Colesterol son los Hidratos de Carbono Rápidos, principalmente Azúcares.
Tenemos otra razón más para seguir el Método ALEFit y aprender a controlar y minimizar el consumo de Hidratos de Carbono Rápidos.
* El Estudio de Framingham es el estudio más completo y de mayor duración que se propuso  identificar las causas de las enfermedades cardiovasculares. Iniciado en 1948, ha continuado hasta el día de hoy durante tres generaciones de residentes del pueblo de Framingham, Massachusetts.

Deja un comentario