La Tarta del Domingo

La Tarta de Chocolate, Fresas, Gominolas, Conguitos, Papardelle a la Tremenda, Pizza, etc, etc son parte de nuestro ritual dominguero. Aquí están mis asistentes ayudándome a preparar la tarta.

Esa barbaridad de comida (especialmente dulces y harinas) es esencial para nuestro proceso de alimentación. Seis días a la semana nuestra comida es muy sana, pero un tanto aburrida. Un día a la semana es todo lo contrario.

Parece mentira, pero es difícil comer como un burro. Casi que te lo tienes que plantear como un trabajo, una obligación. Por ejemplo, preparamos la tarta de chocolate la noche antes porque nos dimos cuenta que si la hacíamos el mismo domingo, se nos quedaba a medio comer.
A primera hora (!) del domingo no apetece ponerse a hacer una tarta, así que se va quedando para más tarde. Hacerla igual toma unos 15 a 30 minutos de preparación y otros 45-60 de horno. Luego hay que dejarla enfriar. Si la preparo el domingo, no puedo comer tarta hasta las 5 o 6 de la tarde cuando probablemente no estoy en casa. En la noche es imposible (vale: muy difícil) comerse media tarta (mas lo demás, claro). Conclusión: haz la tarta la noche o día antes

Deja un comentario