¿Hidratos de Carbono? Si, pero LENTOS

Mi rutina alimenticia es sencilla. Puede parecer aburrida, pero esa una de sus fuerzas: si te pones a inventar demasiado, hay más posibilidades de salirse de la senda correcta. Lo cierto es que es efectiva, fácil y  económica de realizar.

Esté régimen lo llevo todos los días de la semana excepto el “Dia Bizarro”.

Antes  del desayuno como 4 Nueces de Brasil y 10 almendras o cacahuetes. El desayuno propiamente consiste en una tortilla de 1 Huevo + 3 Claras (se compra en envases), 200 gms de alubias blancas, pintas o rojas (o lentejas o garbanzos) y 200 gms de Brocoli (o espinaca, acelgas o judías). Como esto puede ser algo soso los preparo todo en una sartén con muy poco aceite de oliva (1 cucharita), hierbas (orégano, pimienta negra, albahaca, etc) y tabasco.

Normalmente preparo el doble de lo que me como en el desayuno y la otra mitad la llevo al trabajo para comer al mediodía.

A media mañana me como una bandeja (125 gms) de Pechuga de Pavo o un huevo duro.

Para la proteína de la comida llevo dos latas de atún al trabajo y me las como con los vegetales y legumbres que preparé en la mañana. El atún en agua me resulta demasiado aburrido así que compro el que viene en Aceite de Oliva pero le saco (casi) todo el aceite antes de comerlo.

A media tarde otra bandeja de Pechuga de Pavo o 1 huevo duro.

En la noche suelo comer menos (excepto los días de entreno). Si tengo hambre ceno legumbres, vegetales y carne o atún en las mismas proporciones que antes. Si no, quizás unos frutos secos (nueces de Brasil, almendras, nueces o cacahuetes).

Esta rutina se hace fácil comprando tarros de Legumbres, bolsas de Vegetales congelados, los botes de clara de huevo y latas de atún en Mercadona. Las pongo en el estante , congelador y frigorífico. Cada día cojo el tarro “que salga” del estante y la bolsa de vegetales “que salga” del congelador.

Enjuago las legumbres y las echo en la sarten con las hierbas. Mientras se hacen (ya están cocinadas, realmente yo solo las caliento y sazono) descongelo los vegetales en el micro. Echo las legumbres en el plato y detrás van los vegetales a la sartén. Le echo algo de sal a los vegetales (o no, si quieres reducir el Sodio) y voy preparando un bol con el huevo y las claras. Saco los vegetales de la sartén y me hago la tortilla con otro toque de Aceite de Oliva.

Para darle más gracia a los platos unas veces le echo Guacamole (del Meracadona también) y otros días añado Salsa Picante “Newman’s Own”.  La Salsa Picante tiene cero calorías y la grasa del aguacate del Guacamole es recomendable.

Hay dos elementos adicionales que tomo justo antes de cada comida que sirven para controlar el pico insulémico: el limón y la canela. Precedo el desayuno con media cucharada cucharita de canela y la comida con el zumo de un limón. La canela sola es un poco desagradable (a fin de cuentas son limaduras de árbol). Por eso conviene tomarla con el café (en vez de azúcar, etc) o con el batido de proteína.

¡Atención! Durante la semana no como azucares, trigos (pan, pasta, bollería), patatas (hervidas, fritas, puré), arroces (blanco, integral) frutas (tomate y aguacate si) ni lácteos (yogur si) . Esos alimentos solo se permiten (en grande) el Día Bizarro. Si quieres recordar el porqué de esta rutina, puedes visitar el post Hidratos de Carbono Rápidos vs Lentos.

Deja un comentario