¿El Edulcorante Natural Más Saludable? Te Sorprenderá La Respuesta

Mejor Edulcorante NaturalLa palabra “Edulcorante” siempre me ha sonado a cosa artificial. No sé de donde lo saqué pero la identificaba con Sacarina o esos colores artificiales que se usan en los alimentos  comida (como el Amarillo Número 5).

Sin embargo, no es así. “Edulcorante” y “Endulzante” significan lo mismo, compuestos que dan sabor dulce y pueden referirse tanto a un “Edulcorante Natural” (el Azúcar de Caña, Miel, p.ej.) como a uno Artificial (Aspartame, Sacarina, p.ej.).

Entre los edulcorantes naturales, el más usado y conocido, del que se consumen unos 170 millones de toneladas al año a nivel mundial, es el Azúcar.

Azúcar: “El” Edulcorante Natural

Edulcorante Natural SacarosaLo que comúnmente llamamos “Azúcar” es una molécula que combina Glucosa y Fructosa a partes iguales. Estas palabras riman a propósito. Todos los compuestos químicos que terminan en “osa” (Sacarosa, Glucosa, Lactosa, Fructosa, etc.) se clasifican como Azúcares.

No es raro que nos guste tanto el azúcar. La Glucosa es la forma preferida que tenemos los mamíferos para transportar energía de los alimentos a los órganos. Sin embargo nos encontramos con una enorme paradoja:

Cada vez más médicos e investigadores catalogan al azúcar como la “Droga Legal” más utilizada y dañina para nuestro organismo, culpable de un sinnúmero de enfermedades crónicas como la diabetes, hipertensión, obesidad y otras condiciones degenerativas [1] que poco a poco disminuyen tu calidad de vida.

Wikipedia dice esto de la Sacarosa [8]:

La sacarosa puede contribuir a desarrollar el síndrome metabólico. En un experimento con ratas que fueron alimentadas con una dieta en la que un tercio de su alimento era sacarosa los animales mostraron primero elevados niveles de triglicéridos, lo que generó grasa visceral, seguido de resistencia a la insulina. Otro estudio en ratas encontró que una dieta rica en sacarosa desarrolló hipertrigliceridemia, hiperglucemia y resistencia a la insulina.

O sea, tenemos que el motivo del exceso de Grasa Visceral es – según este estudio – el azúcar.

Y la Fructosa “pura” tampoco se salva. El Dr. Lustig, Profesor de Endocrinología de la Universidad de California en San Francisco, USA sentencia: La Fructosa es un veneno que crea grandes perjuicios al organismo, especialmente el hígado [2][3]

El Pico de Insulina

Según el Hidrato de Carbono que comas, generas más o menos Insulina, la hormona que regula como se metabolizan los azucares y aumenta tu nivel de Glucosa en la sangre. Como sería de esperar, el nivel de Glucosa en la sangre aumente más rápidamente al comer Glucosa pura. Al cuerpo no le cuesta casi ningún esfuerzo digerirla. En cambio, si comes acelgas o brócoli, que tienen mucha fibra y muy pocos azúcares, el nivel de glucosa en tu sangre aumenta menos y muy lentamente.

Esas diferencias  de tasa de glucemia (azúcar en la sangre) entre alimentos se llama “Índice Glucémico”. Un número que compara que tan rápido conviertes un alimento rico en Hidratos de Carbono (Pan, Arroz, Lentejas) contra el efecto en la sangre de tomar Glucosa pura. El pan, la pasta, las patatas, el arroz y el maíz tienen Índices Glucémicos altos mientras que las Alubias, Caraotas, Lentejas lo tienen bajo. Algunos Hidratos de Carbono, como el Tomate, la Acelga y el Brócoli tienen IGs tan bajos que ni se cuentan. De esos, puedes comer los que quieras cuando quieras sin temor al efecto Glucémico.

Por definición, ni las Proteínas ni las Grasas tienen Índice Glucémico aunque la presencia de estos nutrientes puede afectar el Índice Glucémico de la comida completa ya que retrasan la digestión.

El Aumento de Insulina es la respuesta perfecta cuando necesitas fuerza rápidamente, pero el Pico de Insulina se torna negativo si estás viendo tele echado en el sofá. Al hacer ejercicio, la insulina manda la energía de la glucosa directo al musculo. En cambio, la misma insulina convierte la glucosa no usada a grasa corporal. Hasta ahí, no es grave. Es un mecanismo de supervivencia: La Primera prioridad es tener energía inmediata para pelear o escapar de un enemigo o depredador. La Segunda prioridad es guardar energía que necesitarás para sobrevivir el próximo invierno.

Pero hoy día no te enfrentas a tigres que te quieran devorar y no tendrás que superar desnudo los inviernos extremos de antaño.

Y aún así, si comes azúcares continuamente tu cuerpo nunca necesita sacar energía del almacén. Nunca necesita “quemar” grasa.

Por cierto, entre los diferentes azúcares, la Fructosa [4] no causa un efecto notable en la Insulina (Tiene un Índice Glucémico Bajo) por lo que muchas marcas te venden la Fructosa como “mejor”. Pero la fructosa no es propiamente saludable.  ¡Qué va! Para nuestro cuerpo la Fructosa es un compuesto extraño que procesamos en el Hígado, como hacemos con las demás toxinas. Cuando comes fructosa haces que tu hígado trabaje de más. ¿Otro compuesto extraño que metabolizamos en el hígado? El Alcohol Etílico. Si el de las bebidas alcohólicas.  Un poco de Alcohol es bueno, pero el exceso puede resultar en cirrosis. Igual con la Fructosa [2].

No es el Fin del Mundo

Pero, tenemos cientos de miles de años consumiendo la fructosa de las frutas. El azúcar de caña se conoce desde – más o menos – 8.000 AC . ¿Por qué ahora resultan tan peligrosas y dañinas? ¿No será otra manía más, una moda pasajera?

Es gracioso, pero estamos sufriendo las consecuencias de nuestro éxito como especie y sociedad. Con el desarrollo de los siglos hoy tenemos amplia disponibilidad de todos los azúcares de manera abundante y económica. Pero el azúcar es adictiva. Es el único alimento que no nos cansa. Siempre nos ha encantado, pero hasta que se empezó a cultivar la caña de azúcar en América, los dulces eran lujos. Antes apenas podíamos comer alguna fruta de la zona en temporada. Hoy contamos con infinidad de productos repletos de azúcares en todas partes y en todo momento.

Puedes consumir los diferentes azúcares, pero es fundamental cuidar el “cuanto” y el “cuando”. El proceso metabólico aprovecha los Carbohidratos Rápidos (los que digieres rápidamente a Glucosa) cuando estas por hacer o has hecho ejercicio intenso recientemente. Así que, siempre que no seas diabética, dentro del esquema de Carbos Lentos puedes disfrutar de deliciosos dulces:

  • Restringe los Azúcares a tu “Día Libre” o a poco de salir del gimnasio.
  • Evita los Azúcares y demás Carbos Rápidos durante la semana.
  • Igualmente evita Jugos, Zumos y Néctares de Frutas, Lácteos y Bebidas alcohólicas
  • Revisa bien las Etiquetas de los productos para detectar azúcares disfrazados

Sencillo, si, pero complicado. Encontrarás que hay azúcares en casi todo. En serio… Además de lo esperado, como dulces y refrescos, hay grandes cantidades de Azúcares propios y añadidos en Panes, Galletas, Salsas, Patatas Fritas, Chorizos y demás embutidos, etc. No es suficiente que cuides cuanta azúcar le echas al café o que te alejes de los “azúcares añadidos”. Es importante que te enteres de cuanta azúcar propia tienen los alimentos como las frutas y hortalizas y que revises con cuidado los ingredientes y valores nutricionales en las etiquetas de los alimentos procesados.

Y no caigas en la trampa del “Edulcorante Natural”.

Cuídate del “Edulcorante Natural”

Hay montones de sustancias, alimentos y productos que – por muy naturales que sean – siguen repletos de azúcares, las mismas Sacarosa y Fructosa que sabemos promueven la Obesidad y Enfermedades Cardíacas, Hipertensión, Diabetes y más.

Se esconden con diferentes nombres y, peor, bajo la pretensión de ser “naturales”. Siento decírtelo, pero “Si es dulce y es natural solo puede ser algún tipo de azúcar”.

Una Sacarosa o Fructosa es igual a otra Sacarosa o Fructosa. Da igual que salgan de la Miel, el Agave o de la Caña. El resultado en el cuerpo es el mismo

Natural vs Artificial

Recuerda lo que comenté al principio: La palabra “edulcorante” describe cualquier sustancia que endulza, sea natural o artificial. Son igualmente edulcorantes el Azúcar de Caña (Sacarosa), la Fructosa, como la Sacarina y el Aspartame. Los primeros son Edulcorantes Naturales mientras que los segundos son Edulcorantes Artificiales. Queda entonces la pregunta…

¿Es mejor un edulcorante natural o uno artificial?

Evolucion Maiz por Manipulacion HumanaPor siglos el hombre ha estado modificando y mejorando los frutos de la naturaleza para mejorar su rendimiento y protegerlos de las plagas. ¿El resultado? Vivimos más años y mejor que nunca en la historia (y pre-historia) de la humanidad.

Que un alimento sea Natural o Artificial tiene poco que ver con que sea Mejor o Peor. Hay sustancias naturales muy tóxicas, como el arsénico. Hay cultivos mal cuidados con productos naturales y otros muy buenos fertilizados con NPK (Nitrógeno-Fósforo-Potasio). Ninguno de nuestros alimentos actuales son propiamente “Naturales”..

Conste que “Artificial” no es en sí, garantía de “bueno”. Un ejemplo son las Grasas Trans (Grasas Parcialmente Hidrogenadas) que se producen con métodos artificiales y los estudios indican que son dañinas para la salud.

La verdadera pregunta es si “ese” edulcorante es dañino o no. Por cierto, en otro artículo exploraré las características de los edulcorantes artificiales. En este analizo los Edulcorantes Naturales más usados en la industria alimentaria.

Edulcorantes Naturales Más Usados

Derivados de la caña de azúcar:
De la caña de azúcar se obtienen, mediante diversos procedimientos de transformación, azúcares no refinados  como las melazas de caña, la panela y el azúcar mascabado.

Azúcar Blanca de Mesa

La que todos conocemos. Se obtiene principalmente de tres plantas: La Caña de Azúcar (en el trópico), la Remolacha Azucarera (en climas templados) o el Maíz. El proceso de refinación puede incluir Cal, Dióxido de Azufre, äcido Fosfórico y Sacarato de Calcio pero, no le des muchas vueltas al uso de estos productos. Sirven para eliminar impurezas y desaparecen durante la refinación.

Edulcorante Natural Azucar Adiccion medTampoco me preocupa cuando dicen que el azúcar es “Calorías Vacías”. Su falta de Vitaminas o Minerales puede ser suplido con otros alimentos. Lo importante (para bien y para mal) del azúcar es su aporte Calórico, es decir la energía que obtenemos de ella para sobrevivir. Este aporte es imprescindible para la vida y bueno si lo usamos bien.

El verdadero problema de los azúcares (¡todos!) es que somos adictos a ellos. Consumimos demasiados y a destiempo.

Melaza de Caña

Derivado de los primeros estados de transformación del jugo de la caña triturada. Conserva en gran proporción el resto de los nutrientes de la caña, además de un marcado aroma. Contiene cantidades significativas de vitaminas del complejo B (B5, B3, B6) y minerales (hierro, potasio, sodio, magnesio, cobre, zinc) además de la mayor cantidad  de azúcares simples de fácil asimilación, específicamente un 60 % de sacarosa, Glucosa 9 % y Fructosa 5%. Si piensas aprovechar todas las bondades de este Edulcorante Natural, debes igualmente limitarte como con todos los azúcares: Solo en el día libre o tras una sesión de ejercicio intenso.

Panela

Se obtiene al secar o evaporar el líquido del jugo de caña de azúcar. La panela ha perdido parte de su contenido de vitaminas y minerales debido al proceso de refinado pero mantiene un alto contenido de sacarosa (50 a 70 %) lo que la hace tan azúcar como el azúcar.

Azúcar Morena o rubia

Supuestamente es un azúcar sin refinar o parcialmente refinado. Es igualmente 90% Sacarosa, es decir, azúcar sin más ni más. Mucha gente se engaña por su apariencia más “natural” (menos refinada) pero a menudo es simplemente azúcar blanca “teñida” con melaza: Un azúcar blanco disfrazado de saludable, ya que igualmente ha perdido la mayor parte de su calidad nutricional.

Otros Edulcorantes Naturales

Fructosa

Es un tipo de azúcar contenido en la mayor parte de las frutas. Se extrae y concentra para hacer un azúcar “alternativo”. La Fructosa también es el 50% de la Sacarosa – el nombre químico del azúcar normal de casa. Tiene como ventaja sobre el azúcar normal un Índice Glucémico bastante bajo porque no se digiere en el sistema digestivo sino a nivel hepático, como sucede con las toxinas que el cuerpo necesita eliminar. Consumir Fructosa no te sale “gratis” y debes evitarla tanto (o más) que al azúcar normal. Su abuso está asociada con aumento de los niveles de triglicéridos, sobrepeso e hígado graso. [1]

Miel

En un estudio del 2002, Bent Havsteen [6], del Departamento de Bioquímica de la Universidad de Kiel, Alemania le atribuye cualidades antisépticas y bactericidas a esta deliciosa sustancia producida por las abejas a partir del néctar de las flores. Pero no olvides que es casi 82% azúcares y agua, un aspecto muy negativo si la sumas a todo el resto de azúcares que consumes cotidianamente.

Azúcar de Coco

Edulcorante Natural Azucar CocoEl azúcar de coco es un edulcorante natural, extraído por evaporación de la savia de la palmera. Tiene un alto contenido de minerales como hierro, magnesio, zinc y vitaminas del complejo B. Además, la savia contiene Inulina [7], un tipo de Fibra formada por cadenas de Fructosa que rebaja el Índice Glucémico a aproximadamente 35 lo cual, como ya dije, es bueno, EXCEPTO que lo hace por su alto contenido de Fructosa de la que no debes abusar.

Miel de Agave

El Jarabe de Agave (¡rima sin esfuerzo!) es la primera etapa de hacer tequila. ¡Punto a favor! Lo ofrecen como saludable por su bajo Índice Glucémico pero, lo que no es de extrañar. La miel de Agave es 85% Fructosa y ya hemos visto que tu hígado se sobrecarga procesando lo que considera una toxina.

En Fin…

Tras analizar una buena cantidad de productos que caen bajo la rúbrica de “Edulcorante Natural” no queda más remedio que concluir que todos ellos, son altos en azúcares simples de alta asimilación, con cantidades no muy significativas de minerales y oligoelementos, debido a las pérdidas que sufren durante  su proceso de refinamiento.

Por lo tanto sea cual sea el edulcorante natural que prefieras, toma en cuenta los principios de los Carbos Lentos: Aprovecha su energía inmediata cuando vas a hacer o has hecho ejercicio de alta intensidad o en el día libre. El resto del tiempo, evita todos los azucares – se llamen como se llamen – para que no afecten tu figura y tu salud.

Notas

  1. Las Muchas Maneras Que el Azúcar Daña Tu Salud
  2. Sugar: The Bitter Truth (Azúcar: La Amarga Verdad)
  3. Fructosa – Wikipedia
  4. Índice Glucémico de la Fructosa
  5. Producción Mundial de Azúcar
  6. Composición de la Miel – Wikipedia
  7. The Biochemistry and Medical Significance of Flavonoids
  8. Inulina
  9. Wikipedia: Sacarosa

Deja un comentario