Con Amor y Chocolate Mi Madre me Enseñó algo que Nunca Olvidaré

Recuerdo una ocasión en la que mi madre, con amor y chocolate, me enseño algo que nunca olvidaré…

Paseábamos por el Casco Antiguo de Vitoria-Gasteiz. Yo me sentía muy triste porque mi novio y yo lo habíamos dejado ¡en pleno día de San Valentín! Como siempre, todas las tiendas mostraban en las vitrinas corazones de todo tipo y cada escaparate me hacía sentir peor.

Al rato de caminar y sollozar, sollozar y caminar, nos detuvimos en una pastelería que hace los dulces más sabrosos y caros de la zona, muy cerca de la iglesia de San Miguel Arcángel. ¡Cómo no, había docenas de corazones de chocolate expuestos en la vitrina! Mi madre entró a la tienda y poco después salió con dos corazones de cacao del tamaño de mi puño.

-Prueba esto y verás cómo se te quitan las penas – me dijo con cariño.

-¿De verdad crees que me voy a sentir mejor con esto? Además, el chocolate engorda.

– Hazme caso. Dale un mordisco…

La miré con desconfianza. Dudaba que un simple pastel resolviera la crisis existencial y romántica que me afectaba tanto en esa edad en la que crees que tu vida se acaba por un desengaño adolescente. Suspiré y, más para complacerla y que dejara de darme la lata, le di un pequeño mordisco.

¡Sentí una descarga de energía increíble! La boca se me hizo agua. El corazón de cacao tenía un sabor muy especial, fuerte, y de verdad que me hizo sentir mucho mejor. ¿Cómo era posible? Yo no reconocía aún que mi madre, como todas las madres, tiene una sabiduría ancestral que se transmite de generación en generación. En cada situación saben cómo hacer que tus cargas sean más llevaderas.

En aquel momento, con amor y chocolate, mi madre me enseñó algo que nunca olvidaré: que el amor se puede demostrar de muchas maneras en cualquier época del año, sea Día de San Valentín u otro cualquiera. Me enseñó que cada momento de la vida, por muy duro que sea, está lleno de luz. Ella siempre ha estado ahí cuando la he necesitado e hizo grandes sacrificios para sacarme adelante. Mi madre es también mi amiga y hemos pasado por muchas cosas en nuestras vidas. Nos hemos hecho fuertes juntas.

Sí, mi madre me enseñó algo que nunca olvidaré: El amor se demuestra en cualquier momento. Impulsivamente. No debes esperar al día siguiente para hacerlo.

-Solo tú puedes lograr que cada día sea mágico y especial – me dijo, abrazándome con cariño.

Receta del delicioso bizcocho de Chocolate del Método ALEFit

Afortunadamente, hoy conozco el Método ALEFit de Nutrición. Desde que sigo sus principios, he aprendido a alimentarme mejor y disfruto la comida sin dietas restrictivas ni pastillas ni batidos. Con el Método ALEFit estoy adelgazando de manera saludable. Como tantos otros convencidos del Método ALEFit, me pongo en forma sin sufrir las consecuencias de las dietas típicas a las que me sometí en otras épocas. Estoy feliz, llena de energía, comiendo las cantidades que quiero. Gracias al Método ALEFit incluso disfruto postres deliciosos como el Bizcocho de “Chocolate” que le hice a mi Madre para su día.

Excepto en el día libre, en el Método AleFit no usamos leche, trigo, azúcar y, mucho menos, aceite de palma. Estos alimentos, lejos de ser perfectos, afectan hormonas como la Insulina y contribuyen al sobrepeso, la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

Te preguntarás ¿y, entonces, cómo hago un bizcocho de chocolate sin usar azúcar ni harina de trigo? Bueno, si te pones muy tiquis-miquis, no puedes llamarlo “chocolate”. Según el DRAE el chocolate contiene azúcar. Pero, como cuando escribieron el diccionario no conocían los edulcorantes artificiales, les daremos un plazo para que actualicen la definición. Mientras, nosotras disfrutaremos de nuestro Bizcocho de Chocolate ALEFit…

El Bizcocho de Chocolate ALEFit te sorprenderá porque es delicioso, esponjoso, saludable y, encima, te ayuda a adelgazar. ¿Qué más puedes pedir?

¡Preciosa y deliciosa muestra de Amor y Chocolate de ALEFit!

INGREDIENTES

2 cucharadas colmadas de Semillas Lino
2 cucharadas de Cacao en polvo Sin Azúcar
2 cucharadas de Levadura en polvo
2 cucharadas de Edulcorante líquido
3 Huevos

PREPARACIÓN

Pon las semillas de lino en la batidora…
…y tritúralas hasta convertirlas en polvo.
Si consigues harina de lino, ¡más fácil!
Mete los demás ingredientes en la batidora, y de nuevo… ¡GGGRRRRRRR!
Cuando veas que la mezcla se hace homogénea, viértela en un molde especial para microondas.
Yo usé uno de silicona ¡con forma de corazón!
Mete el molde con la mezcla en el microondas 2 ½ minutos a potencia 3/4.
Prueba después de minuto y medio clavando un cuchillo en varios lugares. Si sale seco, ya está hecho.
Si sale húmedo en algún pinchazo, dale de minuto en minuto hasta estar hecho.Pero ¡no te pases! Si lo haces, se seca demasiado.
Desmolda el bizcocho en un bonito plato blanco y ¡ya!
Decora tu bizcocho con la Crema de Cacao ALEFit que verás aquí o cómetelo tal cual. ¡Está delicioso!

Corazón de Cacao: Amor y Chocolate

Amor y Chocolate - Manos Corazón

El Día de la Madre, para mí, es todos los días. Yo trato a mi madre como una reina. Es una mujer todoterreno, siempre dispuesta a luchar y a motivarme.

Por esta razón, pensé que lo más apropiado para el Día de la Madre, y para enaltecer mi amor hacia ella, era recordar ese bizcocho con forma de corazón que significó tanto en un momento bajo de mi vida.

Esta vez, yo le ofrecería a ella algo mío. Algo que me ha hecho muy feliz y que quiero compartir con ella y con todos: al amor y chocolate le voy a añadir salud.

Un Regalo Saludable el Día de la Madre

Cuando mi madre vio mi Bizcocho de Chocolate ALEFit con forma de corazón, inmediatamente recordó esa tarde en Vitoria. Mostró una sonrisa cariñosa, cómplice y comentó la ocasión.

-Qué deliciosos estaban esos Corazones de Cacao, ¿verdad? – me dijo. Por su expresión sospeché que ella dudaba de si este, preparado por su hija, podía saber tan bien como los de entonces, hecho por profesionales.

La siguiente sonrisa que me regaló, tras su primer bocado, fue la gloria para mí.

– ¡Está delicioso! – exclamó. ¡Nada que envidiarle a los que comimos esa vez!

A mi madre le gustó mucho el sabor de mi Bizcocho ALEFit con forma de Corazón. Le gustó más todavía cuando le conté que no tenía Azucares ni Aceite de Palma. Entendió que además de darle amor y chocolate, yo le ofrecía salud. Me sentí muy bien al poder retribuirle todo lo que ha hecho y sigue haciendo por mí.

Puedes prepararlo también para aquellos momentos en los cuales quieras demostrar lo que sientes por una persona especial. ¡Los ingredientes principales de esta receta son Amor y Chocolate!

Así que, ¡ya lo sabes! Estoy segura de que no solo a tu madre le va a parecer sorprendente este Bizcocho de Cacao con forma de Corazón

¿Veis qué rápido y fácil fue hacer un delicioso bizcocho? Se puede combinar Amor y Chocolate con Salud y Sabor en una receta deliciosa. Descubre tu misma cuánto amor puede caber en un bizcocho con forma de corazón.

Por cierto, ¿quieres ver el video completo de cómo Alejandra hace el Bizcocho de Chocolate en 7 minutos? ¡Escribe un mail a alejandra@enformaconale.com y te lo manda!

¿Te gustó este artículo del Amor y Chocolate?

<< Clica en los botones de Redes Sociales y compártelo con tus amistades.

Deja un comentario